Ahora, las empresas que fabrican y antes vendían a través de canales tradicionales como kioscos y supermercados, se están acercando al consumidor en forma directa. El incremento en el uso de compras online propició también este acercamiento. La fábrica de chocolates y golosinas Felfort, una empresa de la localidad de Azul que vende lácteos denominada Lácteos Luz Azul, y las pastas Orali son claros ejemplos de esta nueva forma de comercializar productos. En el caso de esta última, creando un sitio especial de e-commerce. Inclusive algunas de ellas también se han unido a la promo anual denominada “Hot Sale” que ayuda a las marcas a realizar ventas con descuentos de productos vigentes o discontinuos, permitiendo a los consumidores comprar más allá de las ventas de “ahora 12 y 18” aún vigentes.

Frente a esta reciente conquista de los fabricantes, puede haber un cambio a futuro y una mayor apertura por parte de estas empresas hacia una comunicación en forma directa que traerá una nueva forma de comunicación, ya que lo habitual era que los supermercados sean quienes comunican las marcas fabricantes y no los fabricantes en forma directa.

Ese capítulo de los libros que hablar del marketing del fabricante y que en nuestro país tenía muy poca aplicación, a futuro puede llegar a tener relevancia.

Hablaremos quizás de una comunicación de fabricantes con dos destinatarios el consumidor final y el canal intermediario. Para el fabricante esto también le demanda una nueva logística con destinos diversificados cuando antes era más centralizado en uno o dos puntos.

Comparto esta breve reflexión para empezar a pensar desde otro lugar y documentar de alguna manera los cambios. Espero les sea útil.

Escrito por Gabriela Galindo. Experta en identificación de Problemas de Negocios y Reconversión . Consultora. Capacitadora. Directora de TMKT